SOS: Objetivos de Desarrollo Sostenible en peligro

“Nosotros, los Jefes de Estado y de Gobierno (…) en nombre de los pueblos a los que servimos (…) estamos resueltos a poner fin a la pobreza y el hambre en todo el mundo de aquí a 2030, a combatir las desigualdades dentro de los países y entre ellos, a construir sociedades pacificas, justas e inclusivas, a proteger los derechos humanos y promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, y a garantizar una protección duradera del planeta y sus recursos naturales.”

 

Así reza la resolución aprobada el 25 de septiembre de 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. En ella todos los mandatarios del momento se comprometían de manera ambiciosa a unificar la agenda global y de esa forma canalizar la acción colectiva para resolver los problemas más críticos en el ámbito social, económico y ambiental.

 

Han pasado más de siete años desde ese día, lo cual quiere decir que nos encontramos a mitad de camino del tiempo propuesto para el logro de los 17 objetivos. Es por ello que cabe preguntarse ¿cómo vamos? ¿cuál ha sido el progreso en su cumplimiento? ¿lograremos alcanzarlos?

 

Anualmente se genera un “Informe de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)” que proporciona un panorama general de los esfuerzos realizados en todo el mundo, destacando las áreas de progreso y aquellas otras en las que se deben tomar medidas correctivas.

 

Durante los últimos años se habían celebrado varios puntos positivos, como por ejemplo: 

  • El consumo total de energía renovable aumentó una cuarta parte entre 2010 y 2019.
  • Se incrementó la protección de áreas clave de biodiversidad de agua dulce, terrestre y de montaña a casi la mitad.
  • La tasa mundial de homicidios se redujo un 5.2% entre 2015 y 2020.
  • El acceso a internet se aceleró durante la pandemia, pasando de 54% en 2019 a 63% en 2021.
  • Temas como la salud maternoinfantil, la ampliación del acceso a la electricidad y el aumento de la representación de las mujeres en el Gobierno también fueron celebradas en su momento.

 

Sin embargo, los indicadores que con tanto esfuerzo fueron diseñados para reportar avances, hoy en día sirven para todo lo contrario. El informe anual se ha convertido en una recopilación de malas noticias.

 

Para el año 2020, António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas advertía que “los esfuerzos mundiales llevados a cabo hasta la fecha han sido insuficientes para lograr el cambio que necesitamos, lo que pone en riesgo el compromiso de la Agenda con las generaciones actuales y futuras. Ahora, debido a la COVID-19, una crisis sanitaria, económica y social sin precedentes amenaza vidas y medios de subsistencia, lo que dificulta aún más la consecución de los Objetivos.”

 

Llegado el 2022, las consecuencias se han hecho evidentes. El último informe señala que “más de cuatro años de progreso contra la pobreza han sido borrados por la COVID-19”, sumando 93 millones de personas más a la pobreza extrema. Otros datos negativos se enumeran a lo largo de sus 64 páginas de extensión:

 

  • 147 millones de niños perdieron más de la mitad de las clases presenciales entre 2020 y 2021.
  • 1 de cada 3 personas carece de acceso regular a una alimentación adecuada.
  • Más de 1 de cada 4 mujeres mayores de 15 años ha sufrido violencia de pareja.
  • Al ritmo actual, 1.600 millones de personas no contarán con agua potable en 2030.
  • 1 de cada 10 niños participa en el trabajo infantil.
  • El número de refugiados aumentó en un 44 % entre 2015 y 2021.
  • 99% de la población urbana global respira aire contaminado.
  • 17% del total de los alimentos se desperdicia a nivel del consumidor.
  • Las emisiones de dióxido de carbono ascendieron 6% en 2021.
  • El aumento de las temperaturas globales continúa sin cesar, provocando climas más extremos.
  • Más de 17 millones de toneladas de plástico se vertieron en el océano en 2021.

En definitiva, las desigualdades y la crisis climática se agudizan, evidenciando un panorama desalentador.  Entonces, ¿qué podemos hacer?

El llamado es a no desfallecer. Para lograr el cumplimiento de los ODS, corresponde a los Gobiernos el impulso de acciones transformadoras con carácter urgente, mientras que desde la sociedad civil y el esfera de las ONG, debemos seguir implementando proyectos de alto impacto.

 

El mismo António Guterres indica que “para recuperarnos de la pandemia de COVID-19 y lograr la sostenibilidad mundial, necesitamos un esfuerzo urgente (…) debemos cumplir nuestros compromisos de apoyo a las personas, comunidades y naciones más vulnerables del mundo (…) se necesita una mayor inversión en infraestructuras de datos para orientar las inversiones de manera eficaz ahora, anticiparse a las demandas futuras, evitar que las crisis desemboquen en conflictos generalizados y planificar las medidas necesarias para cumplir con la Agenda 2030.” 

 

Los retos son inmensos, pero también hay razones para guardar esperanza. La crisis del COVID-19 demostró los altos niveles de resiliencia en la población, facilitó y aceleró la transformación digital y movilizó la cooperación internacional como nunca antes. Los actores sociales deben comprometerse firmemente a reducir las emisiones de carbono, conservar los recursos naturales, crear mejores empleos, promover la igualdad de género y abordar la pobreza y las desigualdades crecientes. ¡Manos a la obra!

 

Fuentes:

https://unstats.un.org/sdgs/report/2020/The-Sustainable-Development-Goals-Report-2020_Spanish.pdf

https://unctad.org/system/files/official-document/ares70d1_es.pdf

 

Autor: Andreina Pérez

Coordinador de proyectos

Te puede interesar...

Related Picture

4 pasos para incorporar la recaudación de fondos digital

noviembre 18, 2022
Related Picture

Microsoft 365 o Google Workspace ¿Qué debo usar en mi ONG?

septiembre 30, 2022
Related Picture

Las NFT como estrategia de recaudación

septiembre 30, 2022
Related Picture

5 ideas de recaudación para el último trimestre del año

septiembre 28, 2022
Related Picture

5 claves para una Rendición de Cuentas exitosa

agosto 31, 2022