Mitos y verdades de la Transformación Digital en el Sector Social (Parte II)

En esta segunda entrega, continuaremos derrumbando mitos y afirmando verdades sobre este proceso indispensable que debemos vivir todas las Organizaciones de la Sociedad Civil. Si quieres leer la primera entrega, te dejamos el link aquí: Mitos y verdades de la transformación digital en el sector social: Una mirada a los datos más relevantes (Parte I)

Mito 3: La transformación digital toma mucho tiempo

Algunos cambios llegan sin previo aviso, como la pandemia que dejó a la mayoría de las personas y equipos de trabajo en la necesidad, ya no en el deseo o la intención, de transformarse digitalmente y, además, de hacerlo rápido para poder continuar operando. Este hecho en sí mismo nos narra la potencialidad que tenemos para hacer cambios rápidos y exponenciales cuando el entorno lo demanda. 

Eso no quiere decir que en 3 meses una organización ya habrá completado el proceso, pero sí que podemos lograrlo si diseñamos un plan estratégico por fases que nos brinde victorias tempranas y resultados palpables que se puedan exponer al equipo de trabajo.

Sin embargo, curiosamente no es la tecnología lo que puede acelerar o ralentizar el proceso, sino las personas y específicamente la cultura organizacional. Lo podemos observar en los silos de información, la aversión al riesgo y la fuerte resistencia al cambio, la carencia de habilidades digitales y la idea preconcebida de que las organizaciones de la sociedad civil no tienen recursos para invertir en tecnología. He allí el punto estratégico hacia el cual debemos apuntar, ya que son estos elementos los que van a determinar la velocidad de nuestra transformación digital.

Verdad 3: La transformación digital llegó para quedarse

Empresas están probando el trabajo híbrido (presencial y remoto), gobiernos están legislando sobre el teletrabajo, las tecnologías emergentes como el blockchain, la inteligencia artificial y la internet de las cosas se van haciendo cada vez más populares. El metaverso está mostrando sus pininos… El mundo cambió y seguirá cambiando, así también la gente. Cada vez hay formas más eficientes de resolver problemas.

La OSC deben evolucionar conforme el mundo evoluciona, para ello hay que tener mentalidad y equipos ágiles, que empaticen con sus entornos y planteen soluciones acordes a las necesidades, rápidas de testear para que mejoren continuamente.

La reciprocidad, el aprendizaje y la reinvención debe ser una constante. Siempre con la persona en el centro de todo lo que se hace.

  • A continuación te damos algunos ejemplos de organizaciones que se transformaron o están en el proceso:
  • Médicos sin fronteras, hace seguimiento a sus médicos voluntarios a través de app para dispositivos móviles donde en minutos ya pueden tener un reporte de salud y de lo que están haciendo todos los voluntarios a nivel mundial.
  • Matternet hace uso de drones en zonas rurales o en situación de catástrofe y su función principal es la de enviar suministros médicos, así como alimentos y medios de comunicación. DHL por su parte cuenta con un proyecto dron que hace envío de medicamentos urgentes a la isla de Juist.
  • HospiGame y Juegaterapia llevan videojuegos a los hospitales donde los niños están recibiendo tratamiento de quimioterapia y han logrado mejorar la calidad de vida de los pacientes a través de la educación, cultura y entretenimiento con el gaming.
  • It will be, utiliza el reconocimiento biométrico para llevar la historia de vida trazabilidad de los niños de la calle en India, permitiendo tener un mayor control y seguimiento de estos.

Mito 4: Mi proyecto no se puede digitalizar, esto solo se puede hacer de forma presencial

Nuevamente, la pandemia con toda certeza ha desmontado esta errada creencia y ha acelerado el pensamiento creativo hacia la generación de nuevos enfoques que permitan digitalizar proyectos que antes considerábamos imposibles de llevar al espacio digital.

Las reuniones que otrora sólo se imaginaban en el entorno de la oficina y que han sido sustituidas por las videoconferencias, las clases virtuales que reciben los niños de las escuelas e inclusive el avance de la telemedicina y la adopción de las consultas médicas vía telefónicas, son solo ejemplos de los grandes pasos que hemos avanzado en el proceso de transformación digital.

Verdad 4: El futuro es digital

Podríamos seguir citando ejemplo de cómo Unicef implementó un fondo en criptomonedas o cómo ya se dio el primer registro de una organización registrada en una DAO, solo con el propósito de demostrar que transformarse digitalmente ya no es una opción, es una obligación.

Bien sea que has creído en los mitos, o aún dudas de algunas de las verdades que afirmamos, nuestra recomendación es empezar a ver la Transformación Digital más como una plataforma de lanzamiento que como una amenaza que quiere robotizar a la humanidad.

Las Organizaciones de la Sociedad Civil tenemos que desafiarnos a afrontar esa curva de aprendizaje inicial que trae consigo la Transformación Digital, porque como dice Magdalena de Luca (directora de Unidos en Red) “El futuro será digital o no será”.

 

Recomendaciones:

 

Autores:

 

Te puede interesar...

Related Picture

4 pasos para incorporar la recaudación de fondos digital

noviembre 18, 2022
Related Picture

SOS: Objetivos de Desarrollo Sostenible en peligro

octubre 28, 2022
Related Picture

Microsoft 365 o Google Workspace ¿Qué debo usar en mi ONG?

septiembre 30, 2022
Related Picture

Las NFT como estrategia de recaudación

septiembre 30, 2022
Related Picture

5 ideas de recaudación para el último trimestre del año

septiembre 28, 2022