Fundación Colunga celebra el primer taller de Capacitación en Participación Infantil

Fundación Colunga, realizó el primer taller de Capacitación de Participación Infantil, enmarcado en el contexto de una legislación nacional e internacional que promueve explícitamente la inclusión de niños, niñas y adolescentes en la toma de decisiones.

Las expositoras fueron Gabriela Piña, socióloga y licenciada en filosofía de la Universidad Católica, magíster y doctora en Antropología Social por la London School of Economics and Political Science, y Rosario Palacios, socióloga, periodista, Master in Science in Urban Planning por Columbia University New York y doctora en Sociología por London School of Economics and Political Science.

Ambas presentaron un marco contextual para abarcar la importancia de la participación de niñas, niños y adolescentes en este momento de la historia, para luego ahondar en ejemplos y caracterización de herramientas para hacer que esta participación sea efectiva.

​»En base a las definiciones que tenemos sobre los niñ@s y sus capacidades, hoy en día los menores de 18 años no son considerados ciudadanos.​ Sin embargo, nuestra sociedad se encuentra en un proceso de redefinir cómo les vemos, así como cambiamos las maneras en las que vemos a otros grupos históricamente excluidos”, dijo Gabriela Piña.

En la Convención de las Naciones Unidas para los derechos del niño​, el artículo 12 explica que los Estados que son parte de este acuerdo deben garantizar a l@s niñ@s el derecho de formar un juicio propio y de expresar su opinión libremente en todos los asuntos que afectan al niño, teniéndose debidamente en cuenta las opiniones del niño, en función de la edad y madurez.

Por eso, dentro del principio de autonomía progresiva, o la correcta adaptación de la ejecución de estos derechos tomando en cuenta las características de desarrollo de cada nivel de madurez de l@s niñ@s y adolescentes, la socióloga Rosario Palacios enfatizó en que “no debemos confundir algunas instancias que se hacen pasar por momentos de participación de las niñas, niños y adolescentes, pero que en realidad no lo son”.

“Esas instancias entonces, se pueden volver fácilmente acciones de manipulación”, continuó. “La línea es bien delgada, pero algunos ejemplos van desde obligar a l@s niñ@s obligan llevar un cartel o una camiseta con algún mensaje o dibujo con el que no estás de acuerdo,  o cuando sólo hablan las personas adultas y no les permiten hablar a ell@s transformando su participación en un mero simbolismo o incluso, cuando no pueden decidir qué hacer, qué decir o cómo vestirte, convirtiendo esa “participación” en decoración”. ​

Un ejercicio de ciudadanía

Según la presentación compartida por ambas sociólogas, considerar a los NNA como sujetos de derechos, capaces de articular sus ideas nos permite abrirles la puerta al ejercicio de la ciudadanía, es algo que puede tener efectos inmediatos en el desarrollo de las sociedades, como por ejemplo:

  • Vuelve los procesos más democráticos ​
  • Mejora las relaciones intergeneracionales​
  • Mejora la convivencia escolar​
  • Forma ciudadanos más preparados para tomar decisiones​
  • Mejora la calidad del debate público

Te puede interesar...

Related Picture

De Chocó a Catar: las Goleadoras que representaron a Colombia

noviembre 21, 2022
Related Picture

CEAPI promueve a Madrid como capital de la inversión internacional

noviembre 15, 2022
Related Picture

Ayuda en Acción lanza una publicación colaborativa que trata de reflejar la voz de los jóvenes frente a la crisis climática

noviembre 15, 2022
Related Picture

Fundación Carlos Slim celebra la biodiversidad mexicana con Ecos de la Naturaleza, el Podcast

noviembre 14, 2022
Related Picture

12 organizaciones resultaron ganadoras de la XVIII edición del Fondo de Inversión Social de Venezuela sin Límites

noviembre 14, 2022